URGENTE AVISO

Advertencia urgente a toda la población: Se ha detectado un hasta ahora desconocido agente patógeno en el aire de esta ciudad, sus efectos en el cuerpo humano siguen estudiándose. Por lo pronto se sabe que dicho virus entra en contacto con las personas alojándose en el ojo con la ayuda de los ventarrones de otoño y se contagia a través de la mirada avinagrada. Sus síntomas, lejos de ser inmediatos, pueden llegar a demorar años en manifestarse y varían de persona a persona, teniendo, como único común denominador, la cualidad de ser devastadores una vez que se hacen presentes. Además, la procedencia del mal, por mucho que se rastree, es imposible de detectar. La Lobulonga Intercraneana Posterior ralentiza el desplazamiento de la Idroglavina y se conecta con las vías Aerobiónicas a través del Hipotercio Accidental, desencadenando con esto una reacción Cosmigobloide capaz de atrofiar los tejidos Firbiminosos de los órganos convexos, quienes, al ser afectados por los fluidos Despiracionales, hacen liberar peligrosas cantidades de Trixonciteria, la cual, a su vez, entorpece el buen funcionamiento de las células Monolimpectífluas, encargadas de absorber los nutrientes y excretar los deshechos producidos por la mente del individuo de manera natural toda vez que concibe una idea. Así, el grado de contaminación del cerebro será directamente proporcional a la cantidad de razonamientos que el afectado llegue a inferir. Por lo anterior, y con el fin de mantener nuestro aire lo menos viciado posible, se pide a la ciudadanía no reflexionar sobre temas de ninguna índole hasta nuevo aviso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario